Consejos para acostumbrar a tu perro a llevar bozal

Llevar bozal no es un acto natural para el perro. Tampoco es la experiencia más agradable para él. Sin embargo, es una medida necesaria, incluso obligatoria en algunos casos. ¿Cómo acostumbrar a tu perro a llevar bozal?
El bozal no es muy agradable para el perro, ni para su dueño, pero puede imponerse en varios tipos de situaciones, particularmente en lo que respecta a la ley. Algunos razas de perros deben, de hecho, estar provistos de ellos en todo momento en el lugares públicos. Otros deben usarlo en determinadas circunstancias, como cuando visitan el veterinario, por ejemplo. Para familiarizar su amigo de 4 patas con bozal, hay un práctica fácil de repetir.

¿Cuándo es necesario llevar bozal?

En Transportes en común y los lugares públicos (en parques, en la calle, etc.), el uso de bozal puede ser obligatorio. El propósito de esta medida es, por supuesto, prevenir accidentes que involucran mordidas de perros

Para los denominados «peligrosos», clasificados en el categorías 1 y 2, la ley exige el uso de bozal. Estos son perros tipo American Staffordshire Terrier, Tosa, Rottweiler, entre otros. En algunos casos, el uso del bozal está dictado por consideraciones prácticas y de seguridad, como en el veterinario. Para poder tratar al animal sin correr el riesgo de que lo muerda, es mejor acostumbrar a tu perro a llevar bozal.

¿Qué modelo de bozal debo elegir para mi perro?

Existe varios modelos de bozales en el mercado. Son de diferentes formas y están hechos de varios materiales. Los bozales en cuero son bastante comunes. permiten que los perros abran la boca y respiren bien. Sin embargo, no es aconsejable que lo dejes por mucho tiempo (un máximo de 3 horas).

Aquellos de metal, que en realidad son similares a pequeñas jaulas, ofrecen una mayor libertad de movimiento a la boca del perro al mismo tiempo que ofrece un buen nivel de seguridad. El dueño puede incluso darle golosinas o hacerle beber a través de la rejilla.

En cuanto al bozal de nylon, deja solo uno pequeño espacio de apertura a la boca y sólo debe usarse en un corta duración. Sea cual sea el modelo de bozal que elijas, es importante optar por tamaños bastante grandes para dejar al perro respirar adecuadamente. Es bueno recordar que éste solo puede regular su temperatura corporal a través de la boca.

Ejercicio y algunas golosinas para que se acostumbre a llevarlo

Como con todo aprendizajelo mejor es empezar cuando el perro todavía es joven. La edad recomendada para este ejercicio es de 6 meses.

El primer paso es colocarlo con una golosina dentro del hocico para animarlo a sumergir la nariz. En posición sentada frente al perro, en un ambiente tranquilo, le presentamos el bozal con la golosina dentro y lo acercamos a su boca para anímarle a buscarla.

El siguiente paso es hacer lo mismo, pero pasando el vínculo del hocico detrás de la cabeza del perro.

Luego, después de varias repeticiones, podemos colocar el bozal en algunos segundos. No debes olvidarte de felicitar y darle una golosina cuando lo haga. Una vez colocado, es recomendable que haga alguna práctica durante unos minutos: un juego, unos pasos, una carrera corta… El objetivo es desviar su atención del bozal y acostumbrarlo a usarlo.

Revisa más consejos de educación canina en nuestra web.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos Artículos