Paseando al perro: Toda una aventura

Disfrutar paseando al perro debe ser esencial para conectar con nuestras mascotas, al fin y al cabo tener un perro implica una gran responsabilidad, una de ellas de sacarlo de paseo, si no estamos dispuestos a cumplir esta parte esencial de su vida es mejor plantearse tener otro animal que no necesite esto.

El paseo aporta beneficio físico y mental para el perro y por supuesto también para la persona que lo pasea. Los perros son excelentes exploradores, les gusta olisquear, caminar, correr, perseguir a otros animales, conocer a otros perros y también observar.

El paseo aporta distracción y es motivador. Un perro que no mantiene la rutina diaria de un beneficioso paseo acaba por convertirse en un animal insatisfecho, por mucho que dentro de casa se le cuida y mime.

El primer beneficio para nosotros, ya que si no queremos tener la casa sucia de pipis y cacas debemos salir a pasear para mantener una conducta higiénica adecuada y sistemática.

Es preciso mantener como rutina diaria los mismos horarios para que el perro le resulte previsible y no le produzca ansiedad.

¿Cuándo pueden empezar a salir a pasear los perros?

Puedo sacar a mi perro a pasear durante la cuarentena? - Blog

Si es cachorro estará vacunado para no contraer ninguna enfermedad. Muy importante es que esté identificado no solo con una chapa donde aparezca su nombre y un número de teléfono por si se pierde, también es necesario llevarlo al veterinario para que le coloque un microchip, que es un número identificativo por si hay robo o pérdida.

Es importante que lleves bolsitas para recoger sus deposiciones, algo que muchos se olvidan y que otros padecen. Riñonera para chuches y una botella de agua si el paseo va a ser largo.

Para los perros pertenecientes a razas consideradas PPP (Perros Potencialmente Peligrosos), la ley exige que vayan atados y con bozal. A nuestro pesar esto es así, no consideramos ninguna raza peligrosa, si dueños peligrosos e irresponsables, pero hasta el momento tenemos que cumplir con la ley.

Controlando los nervios antes del paseo

Cachorros nerviosos e impulsivos, causas y soluciones | Consumer

Antes de salir de paseo es muy importante no excitar a tu perro con frases como «vamos a la calle» o «¿nos vamos?».

A algunos perros el tono de una voz y una simple palabra motivadora y cargada de alegría desbordada les convierte en una bomba de emociones que en su mayoría desemboca en ladridos, saltos, tirones una vez atados, incluso algo peor como es salir comiéndose el mundo con la considerable carga de excitación convertida en posible enfrentamiento con perros y personas. Es aconsejable no decir nada, tan solo coger su collar, colocárselo con calma y salir.

No reforzar conductas nerviosas, mantengamos calmado al perro y si necesitamos pararnos antes de dar un paseo lo hacemos, sin tirones, simplemente pararnos y solo avanzar cuando se muestra tranquilo.

Siempre es bueno premiarlo con algo sabroso, con el fin de que entiendan que si se comportan adecuadamente y nos permiten sujetarlo y comenzar a caminar de forma cómoda tendrán recompensa, primero comida y segundo paseo.

La correa, la herramienta imprescindible

Estado de alarma y animales de compañía: ¿qué está permitido? | Fundación  Affinity

Para salir a la calle necesitamos una correa larga, que le deje moverse, recomendamos que tenga más de 2 m. Incluso puede ser de fabricación propia, para ello podemos comprarnos cuerda de escalada, mosquetón y hacerle un buen nudo. De esta manera daremos la medida que más nos convenga.

Así durante el paseo podemos tener parte de la cuerda enrollada en la mano y cuando necesitemos darle cuerda para que olisquee a sus anchas iremos soltándola.

Collar y arnés ¿cómo deben ser?

Arnés o correa? | Correas y arneses para perros - Hospital Verterinari

El collar debe ser cómodo, piel o tela, y comprobar siempre que no lo lleve ni demasiado suelto ni tampoco apretado. La medida justa es la que te deja introducir un dedo y un poquito más entre el cuello y el collar. Mal utilizado y dando tirones de él, causará mucho dolor y graves problemas de espalda al animal. Hay que saber utilizarlo bien para no ocasionar lesiones. Es de los accesorios más vendidos.

El arnés tiene su origen en los perros de trineo, para tirar y arrastrar de ellos por la nieve. También para los perros Boyero y pastor que los utilizaban para llevar carga. Con el arnés el perro puede utilizar toda la fuerza de su peso para arrastrar. Para trabajos como el rastreo, el arnés permite más movilidad con la cabeza y el cuello, ya que al dejar esta parte libre podrá bajar la cabeza y llevar la nariz olisqueando el suelo. El arnés no efectúa presión sobre el cuello, como si ocurre con el collar.

Y ambos mal utilizados, tanto arnés como collar, pueden ocasionar además de graves problemas de salud, también problemas de comportamiento. Que el perro asocie tirón, pellizco, estrangulamiento, o el sonido de las anillas con algo desagradable es más habitual de lo que se piensa. Sin darnos cuenta estas asociaciones dolorosas y desagradables, ponen al perro en una situación de alerta y miedo, con consecuencias negativas.

El paseo es beneficioso para nosotros y para el perro. Una de las cosas más hermosas de tener una de estas mascotas.

El paseo no debe ser una tortura

No compartimos el uso de collares estranguladores ni las correas cortas, nos gusta que el momento del paseo sea un placer, no es una tortura ni una obligación de ir pegado y en corto al lado del amo.

Es triste ver perros que no pueden ni bajar un palmo la cabeza para olisquear, que tienen que cumplir una disciplina militar al lado de la persona que los lleva. Si el perro tirado se nos mete entre las piernas durante el paseo, no es más que la falta de aprendizaje. Si somos capaces de conducir una máquina tan veloz como un coche, como no vamos a ser capaces de hacerlo con un animal tan inteligente que solo necesita de nuestra habilidad y comprensión.

Convirtiendo el paseo en algo placentero 

Mi perro es feliz? Cómo averiguarlo | Mundo Perros

Los perros pueden presumir de tener un sentido muy desarrollado y ese es el olfato. En el paseo deberíamos dejarle que haga uso de él, que se separe para introducir su nariz en lugares y cosas que le parezcan interesantes, se relaje con ello y aprenda. Ocurre con frecuencia que no se deja que investiguen las que cosas que a nosotros nos parecen repugnantes y sin embargo a ellos les parecen muy interesantes. Papeleras, una lata, etc..

Es importante diferenciar cuando existe un peligro y cuándo es algo totalmente inofensivo. Solo que no compartamos los mismos gustos no quiere decir que no sea correcto y muy enriquecedor para el perro. Los parques o lugares frecuentados por otros perros, son una gran distracción y cobran gran atractivo cuando se trata de un individuo joven que tiene todas las ganas del mundo por relacionarse con otros de sus congéneres.

Un perro que se relaciona socialmente de la manera adecuada, es mucho más feliz.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos Artículos