La Inteligencia del Perro

Todo el mundo anda siempre tratando de terminar la inteligencia de los demás. ¿Qué tan inteligente eres? ¿Qué tan inteligente es mi perro? ¿Es más inteligente un perro que un gato? Pero, ¿cómo medimos la inteligencia del perro?

La respuesta nunca es simple. En primer lugar, ¿de qué tipo de inteligencia estamos hablando? La inteligencia es compleja, tiene muchas caras, por ejemplo, en los seres humanos hay siete tipos diferentes de inteligencia: lingüística, lógica, espacial, musical, cinestésica, interpersonal e intrapersonal. Los intentos de medir la inteligencia de un perro muchas veces fracasan por la prueba misma, debido a su falta de adecuación biológica del animal sometido a prueba.

Si se diseña una prueba para medir la inteligencia de un perro para escapar de un recinto, lo bien que lo haga depende de ciertas características físicas, como que posea patas fuertes para saltar o tendencia natural a excavar túneles.

Si la prueba se basa en la capacidad de observación, los animales mejor equipados visualmente obtienen puntuación más alta (un gato tiene mejor vista que un perro).

Tampoco debemos ser arrogantes acerca de nuestras propias facultades intelectuales. Respecto a los perros, tenemos la habilidad superior de la palabra (inteligencia lingüística), pero en la lectura de lenguaje corporal y la identificación e interpretación de los olores, los perros son mucho más hábiles que nosotros. Entonces, ¿quién es el ganador absoluto en esta competición? Ninguno.

Mi amigo listo

Los perros se han convertido en un amigo, un compañero, un miembro más de la familia, y nadie quiere pensar que a su amigo le falta potencia cerebral. No todos los perros son iguales, la evidencia muestra que algunos perros son más inteligentes que otros.

El perro promedio es tan inteligente como un niño de dos años de edad, con la capacidad de comprender más de 150 palabras. Es lo suficientemente inteligente como para contar hasta 5 y lo suficientemente inteligente como para engañar a su dueño cuando así se lo propone.

SUPERAMOS A LOS PERROS EN LA HABILIDAD DE LA PALABRA, PERO EN LA LECTURA DE LENGUAJE CORPORAL ELLOS NOS GANAN

Evaluar el coeficiente intelectual (CI) de un perro es una tarea plagada de dificultades, similares a las encontradas en el diseño de prueba de inteligencia para los seres humanos. Qué también nos va en la prueba de inteligencia, depende mucho de nuestra experiencia y formación.

Qué resultados obtiene el cachorro, depende de sus experiencias, sus capacidades físicas y emociones, y de la propia prueba. Sin embargo la gente sigue presionando para tener una respuesta ¿Quién es inteligente y quién no?

Inteligencia y crecimiento

Al evaluar la inteligencia de cachorros muy jóvenes, hay que considerar que las células nerviosas en el cerebro no están completamente desarrolladas hasta las cuatro semanas de edad y que el total rendimiento visual no se alcanza hasta los 7-8 semanas de edad. Algunos sentidos no están completamente desarrollados hasta las 8 semanas y la coordinación corporal no se alcanza hasta la «adolescencia» (6 meses).

Esto influye en la capacidad del perro para responder adecuadamente a los test de inteligencia. Los cachorros que están debidamente estimulados durante las primeras semanas de vida, se desarrollan más rápido y mejor, se convierten en mejores solucionadores de problemas, parecen (o en realidad son) más inteligentes. Por lo tanto, la inteligencia puede ser moldeada y estimulada.

Edad e inteligencia

Smart dog stock photo. Image of puppy, kindergarten, smart - 8552068

Antes de las 8 semanas de vida, el cachorro es demasiado joven para conocer lo inteligente que será finalmente; entre las 8 semanas y los 6 meses se verá limitado por su capacidad física, recuerda que la coordinación muscular completa no está presente hasta los 6 meses.

Es a partir de esta edad, cuando el cerebro del cachorro ya ha absorbido toda la información de su entorno social, cuando las pruebas de inteligencia pueden dar algún resultado válido. El test siguiente es una adaptación esencia del propuesto por Stanley Coren, profesor de psicología de la Universidad British Columbia (Canadá). Tu perro debe tener por lo menos 1 año de edad para realizarlo. Trata el examen como un juego, de modo que el perro se sienta feliz y no le transmitas tensión nerviosa. Si no sabe encontrar la respuesta, no te enfades… él solo tratará de llamar tu atención para que continúes atendiendo a todos sus caprichos.

Test para medir la inteligencia del perro

Paso 1

A una hora que no sea la habitual de su paseo, sin hacer ruido toma su collar, su correa (y todo lo que sueles llevar contigo), mientras él te está viendo. Si se emociona, la puntuación es (3). Si tienes que caminar hasta la puerta antes de que entienda que le vas a llevar de paseo, apunta (2). Si se queda en una mirada confusa en el rostro, le das (1) punto.

Bonificaciones: Si tu perro por lo general sabe pedirte que le lleves a la calle para hacer sus necesidades, por ejemplo trayéndote la correa, le das dos puntos adicionales.

Paso 2

Con el perro fuera de la habitación cambia de posición algunos muebles y coloca su sitio habitual en distinto lugar. Si al entrar va directamente a su lugar favorito, el sofá, ese que tiene en el cojín la impresión de su cuerpo, le das (3) puntos. Si investiga los cambios y encuentra su lugar favorito en menos de 30 segundos, le das (2) puntos. Si se conforma con un lugar menos cómodo, porque es demasiado perezoso para hacer un esfuerzo, le das (1) punto.

Paso 3

Toma una toalla grande y con suavidad las arrojas sobre la cabeza de tu perro. Si se las arregla para liberarse dentro de los 15 primeros segundos, le otorgas (3) puntos. Si tarda de 15 a 30 segundos, le das (2) puntos. Si tarda hasta 1 minuto o más en deshacerse de la toalla, le das (1) punto.

Paso 4

Probemos la capacidad de resolución de problemas. Coloca algo muy deseado por el perro, como comida o un juguete, bajo un sofá o una mesilla lo suficientemente baja como para que el perro solo pueda meter la pata, no la cabeza. Si llega con una pata y consigue el premio dentro del primer minuto, dale (3) puntos. Si emplea el hocico y las patas durante más de 1 minuto, le das (2) puntos, con indiferencia de que consiga el premio o no (por lo menos lo está intentando). Si se da por vencido inmediatamente, le das (1) punto.

Bonificaciones: Si el perro mira el premio y luego te mira a ti con ojitos de tristeza e incluso sollozos dale 5 puntos extras. Él sabe que no se necesita esforzarse y que si te mira con tristeza el tiempo suficiente, te tirarás al suelo para sacar de debajo del mueble su premio.

Paso 5

Más resolución de problemas. Construye una barrera de cartón, que sea superior a la altura de tu perro. Coloca dos cajas a ambos lados como estructuras de apoyo. La barrera debe tener un metro y medio de ancho como mínimo. Corta la abertura rectangular de unos 8 cm. de ancho en el centro de la barrera y que vaya de arriba abajo, desde unos 10 cm. de la parte alta hasta unos 10 cm. del suelo. Desde el otro lado de la barrera, le muestras por el agujero un convite. Si en los primeros 30 segundos da la vuelta a la barrera para llegar al premio, el otorgas (3) puntos. Si da la vuelta entre 30 segundos y 1 minuto, le das (2) puntos. Si permanece con la cabeza pegada a la abertura, dale (1) punto por su curiosidad.

Bonificaciones: Si inmediatamente se va a buscar a otra persona de la casa para que le ayude a alcanzar el premio, le das (3) puntos. Sabe como engatuzar para conseguir las golosinas.

Valoración de resultados

16 puntos o más: Tu perro es todo un cerebrito. Le puedes pedir que te resuelva los problemas de matemáticas.

De 13 a 15 puntos: Está por encima del promedio. No va a diseñar ingenios electrónicos, pero sabe conseguir lo que quiere.

De 9 a 12 puntos: Muy bien, a tu perro no le gusta llamar la atención y prefiere no parecer demasiado listo ni demasiado tonto. Se siente cómodo en el centro.

De 5 a 8 puntos: Por debajo de la media, pero no te tienes que preocupar, una gran cantidad de líderes europeos también están por debajo de la media.

De 1 a 4 puntos: Definitivamente no es el más brillante, pero con un perro tan guapo como el tuyo, ¿quién necesita inteligencia?

Menos de 1 punto: Probablemente todavía no se ha terminado de desarrollar completamente o no se haya hecho el test correctamente y tengas que volver a intentarlo.

Las 5 razas de perros más inteligentes según el Test

Tras consultar a 208 jueces de concursos de obediencia se confeccionó una lista de 100 perros clasificados según su coeficiente intelectual. Los cinco mejores clasificados fueron:

  1. BORDER COLLIE: Con su inteligencia y entusiasmo ha dominado el mundo de los deportes de perros desde hace muchos años, sobre todo en el ring de obediencia.
  2. CANICHE: Es muy inteligente y aprende rápido y fácilmente. Disfruta realizando todo tipo de trucos, por lo que es la raza más empleada en los circos.
  3. PASTOR ALEMÁN: Desde el éxito hacia 1920 de las películas de Rintintin, es apreciado por su inteligencia y la facilidad con que aprende la obediencia básica.
  4. GOLDEN RETRIEVER: Su empleo en la detección de drogas, búsqueda de personas perdidas y como animal de terapia es la mejor expresión de su inteligencia.
  5. DOBERMAN: Destaca en el entrenamiento de obediencia, pero por su temperamento un poco independiente necesita un guía firme.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos Artículos