6 Consejos para saber cómo viajar con un perro en avión

Saber cómo viajar con un perro en avión es imprescindible si pretendemos que nuestra mascota se encuentra cómoda y segura, y en Ladridos y Maullidos os vamos a ayudar.

¿Cómo viajar con un perro en avión?

Un vuelo de larga distancia nunca es fácil para ningún perro, ni siquiera para los viajeros aéreos más experimentados. Indiscutiblemente, existe más ansiedad para los perros que para los humanos cuando se trata de viajar; es simple: los perros no tienen por qué elegir cuando se trata de viajar. 

Puede resultar abrumador, ya que muchas veces se desconoce el camino que tenemos por delante. Por lo tanto, cuanto más prepares a tu perro para viajar en avión, más tranquilo será el viaje. La noticia digna de «ladrar» es que hemos descubierto 6 formas sencillas para hacer que los viajes aéreos en la cabina sean fáciles y saludables para nuestros compañeros de 4 patas. 

consejos para viajar en avión con perro

# 1 – Facilitar su camino

¡Sé un viajero inteligente! Lo primero es lo primero, no reserves un vuelo y esperes que tu perro lo haga, especialmente si nunca ha volado antes. A menos que tu perro ya tenga mucha experiencia, es probable que necesite viajar en avión. Los viajes por carretera y los viajes en tren son excelentes maneras de hacer que los perros se sientan cómodos con el movimiento de estar en un avión. 

Una vez que el perro haya realizado un par de viajes por carretera o incluso en tren, puede avanzar a vuelos domésticos rápidos de una hora para familiarizarse con el aeropuerto y, por supuesto, al avión en sí. Aumenta gradualmente la duración del vuelo hasta que el perro esté familiarizado y se sienta cómodo con todo el proceso. En mi caso, hice varios viajes por carretera de 6 a 8 horas de duración y varios vuelos más cortos antes. Me sentí cómodo volando con mi perro de Madrid a Mallorca.

# 2 – Elige el transportador de perros adecuado

Elegir el transportador de perros adecuado es clave. Cuando busques un transportín para perros, lleva a tu perro para hacer una «prueba». Asegúrate de que haya suficiente espacio para que el perro se dé la vuelta por completo, se siente y se acueste en él. Si el perro parece estar tenso, es muy probable que se sienta incómodo; por lo tanto, busca otro hasta que encuentre la opción adecuada. 

Tener un acolchado suave y duradero dentro del portabebé también es importante para ayudar a que el perro se sienta cómodo. Ten en cuenta que las aerolíneas (especialmente si tiene vuelos de conexión) pueden diferir en el tamaño del transportin, así que siempre consulta el sitio web de la aerolínea para conocer las dimensiones requeridas antes de comprar tu porta perros. Algunas aerolíneas también tienen un límite de peso total (que normalmente también incluye el peso del perro). 

Como viajero frecuente, tengo dos transportines para perros dependiendo de la aerolínea en la que vaya a volar; la primera es una bolsa / mochila con ruedas bastante espaciosa que cabe perfectamente debajo de la mayoría de los asientos de las aerolíneas. Como viene con múltiples características, pesa aproximadamente 3.4 libras.

Mi segundo transportin pesa un poco más de 1 libra; aunque ofrece una abertura en la parte delantera, no ofrece tanto espacio como el otro, así que solo lo uso si tengo que cumplir con un límite de peso estricto. Una vez volé en una aerolínea que tenía un máximo de 11 libras tanto para mi perro como para su transportin, ¡así que no quería correr ningún riesgo!

consejos para viajar en avión con perro

# 3 – Empieza el entrenamiento del transportador de perros temprano

Una vez que haya encontrado el transportín adecuado para el perro, querrás comenzar a entrenarlo lo antes posible para asegurarte de que se sienta familiarizado y cómodo con él mucho antes del vuelo programado. El concepto es transformar el portaaviones en un maravilloso refugio. Tan pronto como lleves el transportín a casa, coloca dentro la manta, el juguete y las golosinas favoritos de tu perro. 

Esconder golosinas dentro de la jaula al comienzo de cada sesión de entrenamiento atraerá a al perro para que entre a olfatear. Después de varias sesiones de descubrimiento de deliciosos tesoros, eventualmente asociará al transportin como un lugar digno de sus narices mojadas. Permítele que olfatee libremente en busca de golosinas durante los primeros días de entrenamiento. Gradualmente, aumenta su tiempo dentro del transportin a unos 3-5 minutos diarios y trabaja hasta una hora o hasta que parezca sentirse cómodo y seguro por dentro.

# 4 – Reserva un vuelo nocturno

La experiencia de viajar en avión puede causar estrés fácilmente, ya que el perro se ve expulsado de su rutina diaria sin tener certeza del camino por delante. Una forma sencilla de ayudar al perro en un vuelo largo es optar por un vuelo nocturno para que al menos pueda permanecer en su horario de sueño. Reservar un vuelo cerca o durante la hora de acostarse probablemente ayudará a tu perro a dormir durante el vuelo. Cuanto más duerma en el vuelo, más corto y suave le parecerá.

# 5 – Haz que haga ejercicio antes de que despegue el vuelo

Como dice el refrán, un perro cansado es un perro feliz. Dicho esto, probablemente sea justo decir que un perro que viaja cansado también es un perro que viaja feliz. No recomiendo el ejercicio excesivo o la actividad física extrema, sin embargo, agregar un par de minutos adicionales de ejercicio o tiempo de juego podría ayudar a tu perro a viajar en avión. 

Sentirse cansado durante el vuelo normalmente equivale a un sueño excelente. Una vez más, cuanto más duerma, más corto y suave parecerá el vuelo. Si el perro está dispuesto a hacerlo, le recomiendo una buena caminata de 40 a 60 minutos justo antes de dirigirse al aeropuerto antes de un largo vuelo para que pueda lamer sus chuletas mientras sueña con golosinas de carne seca a miles de kilómetros en el aire.

consejos para viajar en avión con perro

# 6 – Limita la ingesta de agua justo antes y durante su vuelo

Después de ejercitar al perro, ofrécele comida y agua limpia y fresca. Nunca le niegues a un perro el agua limpia y fresca, pero sé estratégico cuando le proporciones agua justo antes y durante el vuelo, ya que no puedes relevar fácilmente a tu perro en el avión (a menos que tengas almohadillas para orinar en el transportín). Elijo limitar la ingesta de agua de mi perro tan pronto como lleguemos al aeropuerto. 

La mayoría de los aeropuertos tienen áreas diseñadas para que los perros hagan sus necesidades afuera (y a veces incluso adentro). Dale agua a tu perro (y por supuesto, comida) justo después de su paseo antes de dirigirse al aeropuerto, y luego una vez cada 4 horas aproximadamente hasta el aterrizaje. Mi veterinario me advirtió que los perros adultos sanos no deberían tener problemas para sostener la vejiga durante 10 horas, pero debes usar esta práctica con precaución.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos Artículos

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)