Cómo limpiar la jaula de una chinchilla

Acoger a una mascota conlleva importantes responsabilidades. Para asegurar su salud y bienestar, es particularmente importante asegurarse de que su higiene sea impecable. Este artículo se centra en la limpieza de la jaula de una pequeña criatura originaria de América del Sur, de pelaje extremadamente suave: la chinchilla. Te enseñamos cómo limpiar la jaula de una chinchilla ¡Aquí está la información esencial para un mantenimiento de calidad!

¿Por qué limpiar la jaula de una chinchilla?

Aunque la chinchilla necesita salir todos los días, pasará la mayor parte del día en su jaula. Este es su espacio privado, en el que disfrutará de un sinfín de complementos imprescindibles. Además de ser espacioso, cómodo y bien distribuido, debe estar limpio.

La acumulación de estiércol y el exceso de suciedad crean un verdadero caos: un ambiente sucio es malo para el roedor. La falta de higiene atrae inevitablemente los microbios, que proliferan rápidamente y con placer. Es probable que un ejército de gérmenes ponga en riesgo la salud de tu pequeño protegido. Para evitar que enferme y sea víctima de diversas infecciones (que a veces resultan fatales), debes armarte con productos de limpieza y desinfectantes.

La ofensiva lanzada para frustrar las tropas bacterianas, permite crear un ambiente de vida agradable. Una chinchilla que no prospera y no se siente bien en casa, corre el riesgo de ser presa de ansiedad y la depresión. ¡Por lo tanto, también es una cuestión de higiene mental!

Finalmente, la sobreabundancia de suciedad promueve los olores nauseabundos, que es un problema dentro de una casa. Como miembro de la familia, es posible que te molesten estos olores desagradables.

La gran limpieza de primavera ha llegado. Para ello, debes centrarte en el procedimiento de mantener meticulosamente toda la jaula limpia, utiliza productos naturales como vinagre blanco diluido en agua caliente. Las sustancias tóxicas exponen a la chinchilla a trastornos, especialmente respiratorios. Sin embargo, ¡quieres lo mejor para tu adorable compañero!

Primero, vacía toda la jaula y tira la basura sucia en una bolsa para desinfectar minuciosamente el fondo de la jaula así como barras, antes de enjuagar todo abundantemente.

Durante el tiempo de secado, cuida el material. Quita la arena sucia, la tina de baño y lava este último con rigor. Representa un elemento fundamental para la higiene del roedor, que se depura regularmente gracias a él.

La botella de agua es más segura e higiénica que un simple bol y el pesebre también merecen toda su atención. El huésped de la jaula utiliza estos accesorios a diario, para poder alimentarse e hidratarse. La punta y el tubo del primero, así como el fondo del segundo, han de ser purificados con agua caliente. Deshazte de la comida en mal estado.

Y si tu compañero se beneficia de pequeños extras, como tableros o una casa de juegos, ¡considera eliminarlos!

Por supuesto, no dejes rastro de humedad en cada objeto. Puede reemplazarlos una vez que estén completamente secos.

Una vez que el procedimiento esté completo, coloca el agua y comida sana.

¿Cuál es la frecuencia de mantenimiento?

Todo el refugio y su contenido deben limpiarse con frecuencia para el bienestar y salud de las chinchillas.

El mantenimiento del habitáculo y la tina de baño se debe hacer una vez por semana. Es mejor destapar la botella de agua – así como cambiar la capacidad – y el cuenco todos los días.

En cuanto a basura necesita ser vaciada al menos dos veces a la semana.

¿Dónde colocar la chinchilla durante la espera?

Cuando estés mimando la jaula de tu amigo peludo, puedes ponerla temporalmente en otro refugio más restringida o en su caja de transporte.

Lo importante es que tu mascota chinchilla esté instalada un lugar tranquilo y seguro en el momento de su intervención.

Descubre consejos y recomendaciones para otro roedor popular: el hámster.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos Artículos